04/10/2013 by Alexandra Bjerg

Una incubadora de cocina ayuda a microempresarios a empezar negocios de alimentos en Watsonville


Pictura: clspeace

Muchos aspirantes a empresarios sueñan con convertir su amor por la pastelería en un negocio; pero tener éxito en la industria alimenticia no es fácil, incluso los empresarios con recetas innovadoras y deliciosas enfrentan obstáculos al iniciar un negocio.

Tomando una idea de la industria tecnológica, las incubadoras y aceleradoras culinarias están apareciendo en todo el país. Las incubadoras de cocinas son diseñadas para ayudar a los  empresarios a iniciar y desarrollar negocios de producción de alimentos, protegiéndolos de dos principales barreras: grandes costos de arranque y el acceso limitado al capital.

Una vieja fábrica de tofu en la ciudad de Watsonville es ahora el hogar de la nueva incubadora de cocina comercial de El Pajaro Community Development Corporation. El Pajaro, una organización no lucrativa comprometida a ayudar a microempresarios marginados, lanzó el programa para promover la creación de trabajos ya que la región enfrenta una tasa de desempleo muy por encima del índice de desempleo del estado.

El costo de la construcción de una cocina industrial que cumpla con las reglas sanitarias estrictas y complejas puede ser paralizante.
Por una pequeña cuota los cocineros pueden alquilar un espacio para crear sus delicias en la incubadora de cocina, que ofrece equipos de cocina industriales.

Al eliminar la necesidad de comprar equipo caro, "la incubadora de cocina realmente reduce el costo de inicio de un negocio y así apoya a la persona en la creación de su propio puesto de trabajo, así como a crear puestos de trabajo para otras personas en la comunidad", dijo Carmen Herrera-Mansir, directora ejecutiva de El Pajaro.

Para aumentar la posibilidad de éxito empresarial, los empresarios necesitan tener un plan de negocios para usar la incubadora de cocina. Para evitar problemas comunes, se recomienda que los participantes con poca o ninguna experiencia en los negocios participen en el curso de negocios ofrecido por El Pajaro, dijo Jorge Reguerín, presidente de la junta directiva de El Pajaro. El curso, ofrecidos en inglés y español, enseña a los aspirantes a empresarios los fundamentos de la administración de negocios, ofrece asesoramiento empresarial individualizado y ayuda con la creación de un plan de negocios viable.

La asistencia técnica no termina al completar el curso. "Una vez que eres miembro de la incubadora de cocina tienes acceso a consultores especializados en la industria, y a los recursos que incluyen programas que calculen los costos de tus recetas y desarrollen etiquetas que cumplan con los requisitos de nutrición y de salud del departamento", dijo Herrera-Mansir. "Y todos estos servicios se proporcionan en español y en inglés".

Además de tener una deliciosa e innovadora receta y un plan de negocios viable, los empresarios necesitan dinero para llevar su producto al mercado. Sin embargo, el acceso a capital financiero es un gran reto ya que los bancos han dejado de hacer pequeños préstamos.

La incubadora de cocina de El Pajaro es única porque los participantes también pueden acceder préstamos de hasta $5,000 para empezar o ampliar sus negocios de alimentos a través de un programa de micro-préstamos.

Una incubadora de cocina elimina las barreras que enfrentan los empresarios al iniciar un negocio de alimentos mientras que proporciona un espacio relativamente de bajo riesgo para que desarrollen sus negocios. Proporcionar asistencia técnica y mejorar acceso al capital aumenta la probabilidad de éxito y sostenibilidad.

Uno nunca sabe, la próxima gran compañía de alimentos de California podría tener su inicio en una cocina comercial incubadora en Watsonville.

More Stories +Share this Post

M00o93H7pQ09L8X1t49cHY01Z5j4TT91fGfr